Josep Grau

Pasión por los vinos auténticos

El vino para nosotros es una religión, nos levantamos con él, vivimos con él y vamos a dormir con él. Nos impulsa y se convierte en un reto diario apasionante. Nos realiza y nos demuestra agradecimiento a nuestro esfuerzo.

Somos seres humanos diversos y de diversa procedencia con denominadores comunes: la pasión por el vino, respeto por la naturaleza, búsqueda continúa de vinos honestos, mejores y con identidad y entusiasmo por este trabajo que el destino nos ha dado.

LA VIÑA

El viñedo, el gran valor del Priorat

Nuestros viñedos son el origen de nuestro trabajo, lugares maravillosos que nos hablan de la diversidad de nuestra zona. Cada uno de ellos tiene su personalidad única y es irrepetible. Son un tesoro que se convierte en un reto año tras año. Los cuidamos con respeto máximo, con criterios de ecología, biodiversidad y pureza. Son el origen de todo y espectadores de nuestros vinos. Nos ofrecen días de gran plenitud, però también otros de gran dureza climática, física y de sufrimiento.

Siempre agradecidos de nuestro esfuerzo.

LAS BODEGAS

Poca intervención y mucha precisión

Sabemos que vivimos en un lugar privilegiado para hacer lo que más nos gusta. Una tierra dura y agreste que esconde tesoros impresionantes. Queremos exprimir este lugar que tanta satisfacción nos da, de la DO Montsant a la DOC Priorat. Queremos vinos que sean un reflejo de la tierra, de su fruto, de esta tierra pobre, por eso en la bodega, no intervenimos. Seguimos cuidando la uva como cuando estaba en la viña. Nuestra primera actitud es la aceptación del fruto que la tierra nos da. Después sabemos que cada paso que hacemos, contará.

Capçanes es el origen de todo. En medio de un territorio mágico, tenemos integrada nuestra bodega del Montsant, rodeada de viña y bancales de piedra, que nos hablan cada día de la antigüedad milenaria de la viticultura en esta zona. De los sufrimientos y satisfacciones de muchas generaciones.

Gratallops, era el sueño. El proyecto dentro de un pueblo icónico del Priorat, en el que le sumamos las grandes viñas que tenemos en el municipio y el contacto directo con la vecindad. Hemos recuperado una casa donde se elaboraba vino hace más de 200 años.